cómo colocar la correa al perro sin que se resista

Cómo ponerle el collar y la correa a un perro? El collar se coloca estando el perro sentado y tranquilo, y no se debe colocar cuando el perro está excitado.

El cuello de un perro es más débil en la unión con la cabeza y más fuerte a medida que se une a su cuerpo, ya que su musculatura es más prominente. Por eso mientras más cerca esté el collar de la cabeza, más fuerza va a ejercer sobre el perro.

Cuando el collar se va acercando al cuerpo, el perro tiene más fuerza y puede poner más resistencia. Al principio del entrenamiento, el collar debe estar más cerca de la cabeza para que el perro aprenda a recibir las órdenes.

colocar correa a perro que se resiste


A medida que avanza el entrenamiento se va bajando el collar, para que el perro no se acostumbre únicamente a responder con el collar cerca de la cabeza.

El collar y la correa es el vínculo entre el perro y nosotros, y son dos herramientas claves para guiar al perro en el proceso de aprendizaje. Es por eso que nunca debemos dejar que muerda la correa en los paseos, pero hay que tener claro que la correa es del perro.

Cuando lo vamos a pasear, el perro no tiene que morder la correa porque la tenemos nosotros, pero cuando no la tenemos la puede morder y se lo permitimos.


)
publicidad:

Cómo ponerle el collar y la correa a un perro? El collar se coloca estando el perro sentado y tranquilo, y no se debe colocar cuando el perro está excitado.

El cuello de un perro es más débil en la unión con la cabeza y más fuerte a medida que se une a su cuerpo, ya que su musculatura es más prominente. Por eso mientras más cerca esté el collar de la cabeza, más fuerza va a ejercer sobre el perro.

Cuando el collar se va acercando al cuerpo, el perro tiene más fuerza y puede poner más resistencia. Al principio del entrenamiento, el collar debe estar más cerca de la cabeza para que el perro aprenda a recibir las órdenes.

colocar correa a perro que se resiste


A medida que avanza el entrenamiento se va bajando el collar, para que el perro no se acostumbre únicamente a responder con el collar cerca de la cabeza.

El collar y la correa es el vínculo entre el perro y nosotros, y son dos herramientas claves para guiar al perro en el proceso de aprendizaje. Es por eso que nunca debemos dejar que muerda la correa en los paseos, pero hay que tener claro que la correa es del perro.

Cuando lo vamos a pasear, el perro no tiene que morder la correa porque la tenemos nosotros, pero cuando no la tenemos la puede morder y se lo permitimos.


)

0 comentarios: