Sencillos tips para ahorrar litros de agua al día




Cuidar el agua es muy importante y existen muchas formas en las que podemos hacerlo. Cada uno de nosotros juega un papel importante para asegurar que haya suficiente agua para todos, el día de hoy y en el futuro. Por eso debemos comenzar a cuidar el agua por nosotros mismos, durante nuestro aseo personal.

Mientras usas el lavabo, no dejes correr el agua, si quieres remover una manchita en él o un pedacito de pasta de dientes pegado, usa un cepillo, estropajo o tu mano, en lugar de esperar que sólo la fuerza del chorro haga el trabajo. Enjuaga y limpia la navaja de afeitar en un recipiente y mantén la llave cerrada mientras cepillas tus dientes, de esta manera podrías ahorrar hasta 8 litros de agua al día tú solo.

Si planeas instalar un escusado nuevo, adquiere uno que sea de bajo consumo. Actualmente existen muchos que emplean sólo 6 litros de agua por descarga. Con esto ahorrarás hasta 10 litros de agua cada vez que vas al baño, ya que los aparatos antiguos usaban alrededor de 16 litros de agua. Vigila periódicamente el estado de los herrajes, flotadores, válvula de admisión y la válvula de sellado de tu escusado para asegurar que no tengas fugas pequeñas, que veces pueden ser difíciles de detectar. Recuerda que el escusado no es un basurero, no lo utilices para desechar cigarros, algodón, u otros objetos. Mejor deposítalos en un bote para la basura.

Las duchas largas son muy ricas pero gastan mucha agua. Toma duchas más breves y cierra las llaves mientras te enjabonas o aplicas el champú. Si te gusta cantar mientras te bañas, elije una melodía corta. No te rasures ni cepilles los dientes en la regadera; para eso, no es necesario remojar todo tu cuerpo y puedes ahorrar muchos litros de agua si lo haces en el lavabo, con un recipiente de agua, en vez de dejar la llave abierta. Antes de abrir el agua de la regadera, coloca una tina o un recipiente para acumular el agua en lo que se calienta. Puedes utilizarla después para lavar tu ropa, trapear o regar las plantas de tu casa.

Finalmente, puedes instalar algunos de los dispositivos ahorradores de agua que existen en el mercado como reductores o economizadores de flujo para regaderas, llaves diseñadas para bajar el consumo, mezcladoras para cocina, herrajes para escusados y aditamentos para tuberías.

Puedes ir comprobando la disminución de tu consumo de agua comparando los recibos de pago conforme te vayan llegando. Haz el propósito de reducir tu próximo recibo de agua un poco más al mes siguiente. Así no sólo ayudarás al planeta sino también a tu bolsillo.

No hay pequeña acción cuando se trata de ahorrar agua, así que sigue estos sencillos tips y promueve el comportamiento ecológico con las personas que vives para ahorrar una gran cantidad de litros al día.




Cuidar el agua es muy importante y existen muchas formas en las que podemos hacerlo. Cada uno de nosotros juega un papel importante para asegurar que haya suficiente agua para todos, el día de hoy y en el futuro. Por eso debemos comenzar a cuidar el agua por nosotros mismos, durante nuestro aseo personal.

Mientras usas el lavabo, no dejes correr el agua, si quieres remover una manchita en él o un pedacito de pasta de dientes pegado, usa un cepillo, estropajo o tu mano, en lugar de esperar que sólo la fuerza del chorro haga el trabajo. Enjuaga y limpia la navaja de afeitar en un recipiente y mantén la llave cerrada mientras cepillas tus dientes, de esta manera podrías ahorrar hasta 8 litros de agua al día tú solo.

Si planeas instalar un escusado nuevo, adquiere uno que sea de bajo consumo. Actualmente existen muchos que emplean sólo 6 litros de agua por descarga. Con esto ahorrarás hasta 10 litros de agua cada vez que vas al baño, ya que los aparatos antiguos usaban alrededor de 16 litros de agua. Vigila periódicamente el estado de los herrajes, flotadores, válvula de admisión y la válvula de sellado de tu escusado para asegurar que no tengas fugas pequeñas, que veces pueden ser difíciles de detectar. Recuerda que el escusado no es un basurero, no lo utilices para desechar cigarros, algodón, u otros objetos. Mejor deposítalos en un bote para la basura.

Las duchas largas son muy ricas pero gastan mucha agua. Toma duchas más breves y cierra las llaves mientras te enjabonas o aplicas el champú. Si te gusta cantar mientras te bañas, elije una melodía corta. No te rasures ni cepilles los dientes en la regadera; para eso, no es necesario remojar todo tu cuerpo y puedes ahorrar muchos litros de agua si lo haces en el lavabo, con un recipiente de agua, en vez de dejar la llave abierta. Antes de abrir el agua de la regadera, coloca una tina o un recipiente para acumular el agua en lo que se calienta. Puedes utilizarla después para lavar tu ropa, trapear o regar las plantas de tu casa.

Finalmente, puedes instalar algunos de los dispositivos ahorradores de agua que existen en el mercado como reductores o economizadores de flujo para regaderas, llaves diseñadas para bajar el consumo, mezcladoras para cocina, herrajes para escusados y aditamentos para tuberías.

Puedes ir comprobando la disminución de tu consumo de agua comparando los recibos de pago conforme te vayan llegando. Haz el propósito de reducir tu próximo recibo de agua un poco más al mes siguiente. Así no sólo ayudarás al planeta sino también a tu bolsillo.

No hay pequeña acción cuando se trata de ahorrar agua, así que sigue estos sencillos tips y promueve el comportamiento ecológico con las personas que vives para ahorrar una gran cantidad de litros al día.

0 comentarios:

Prácticas efectivas para reducir tu huella de carbono en tu hogar





Hoy en día todas las actividades que realizamos como transportarnos, y alimentarnos implican consumo de energía, lo que significa aportar a las emisiones de CO2 o carbono a la atmósfera. Esto es la huella de carbono y todos tenemos una.

Para reducir tu huella de carbono en tu hogar, asegúrate que cuando compres un equipo de cocina, lavado, refrigeración o de ambiente, tenga la etiqueta Energy Star. Esta certificación la tienen productos que reducen significativamente el consumo de energía y lo mejor de todo es que puedes ahorrar hasta 1/3 del dinero que tienes destinado para el pago de la luz. Si solamente usas tu lavaplatos con cargas completas, dejarás de producir 45 kilos de CO2 al año. Si tienes aire acondicionado asegúrate de limpiar los filtros regularmente y darle servicio al menos una vez al año para que consuma menos energía para operar.

Sé consciente en el uso del agua, se requiere de una gran cantidad de energía para purificarla y distribuirla, así que no dejes abierta la llave cuando te cepillas los dientes y repara tuberías y escusados de inmediato para evitar fugas. Llevando a cabo estas prácticas se podrán ahorrar miles de litros de agua y la energía que se utiliza para distribuirla.

Cambia tus focos incandescentes por unos de bajo consumo energético. Los tradicionales duran de 6 meses a 1 año, los de bajo consumo hasta 10 años, iluminan igual o mejor y en algunos casos son más baratos que los tradicionales.

¿Sabías que una persona emite 6 toneladas de CO2 al año y que cuando dejas conectado un cargador aún sin conectar tu teléfono, laptop o agenda electrónica, estás consumiendo energía?

Implementa estas prácticas en casa y estarás dejando de producir más de 15 toneladas de CO2 al año.





Hoy en día todas las actividades que realizamos como transportarnos, y alimentarnos implican consumo de energía, lo que significa aportar a las emisiones de CO2 o carbono a la atmósfera. Esto es la huella de carbono y todos tenemos una.

Para reducir tu huella de carbono en tu hogar, asegúrate que cuando compres un equipo de cocina, lavado, refrigeración o de ambiente, tenga la etiqueta Energy Star. Esta certificación la tienen productos que reducen significativamente el consumo de energía y lo mejor de todo es que puedes ahorrar hasta 1/3 del dinero que tienes destinado para el pago de la luz. Si solamente usas tu lavaplatos con cargas completas, dejarás de producir 45 kilos de CO2 al año. Si tienes aire acondicionado asegúrate de limpiar los filtros regularmente y darle servicio al menos una vez al año para que consuma menos energía para operar.

Sé consciente en el uso del agua, se requiere de una gran cantidad de energía para purificarla y distribuirla, así que no dejes abierta la llave cuando te cepillas los dientes y repara tuberías y escusados de inmediato para evitar fugas. Llevando a cabo estas prácticas se podrán ahorrar miles de litros de agua y la energía que se utiliza para distribuirla.

Cambia tus focos incandescentes por unos de bajo consumo energético. Los tradicionales duran de 6 meses a 1 año, los de bajo consumo hasta 10 años, iluminan igual o mejor y en algunos casos son más baratos que los tradicionales.

¿Sabías que una persona emite 6 toneladas de CO2 al año y que cuando dejas conectado un cargador aún sin conectar tu teléfono, laptop o agenda electrónica, estás consumiendo energía?

Implementa estas prácticas en casa y estarás dejando de producir más de 15 toneladas de CO2 al año.

0 comentarios:

Formas creativas de reutilizar tus botellas plásticas




Reciclar las botellas de plástico es fácil y hacerlo representa una gran diferencia ambiental. Las botellas de plástico se encuentran a todo nuestro alrededor: en nuestro refrigerador, en la regadera, o debajo del lavabo de la cocina, pero también en las calles, en las playas y en los basureros en forma de contaminación.

Si queremos ayudar un poco al medio ambiente podemos comenzar por juntarlas para llevarlas a un centro de reciclado. Cuando tengas una botella de plástico vacía enjuágala, apachúrrala y sepárala en una bolsa que sea únicamente para estos desperdicios. Cuando tengas una cantidad considerable, llévalas a algún centro de reciclaje de tu ciudad.

El plástico reciclado de estas botellas es utilizado para muchas cosas útiles. Se puede convertir en nuevas escobas, hilo para pescar, envases para productos de limpieza ¡y hasta en ropa!

Sin embargo, también existen muchas formas creativas en las que podemos reutilizar las botellas plásticas para aumentar su vida útil, antes de enviarlas a la recicladora.

Podrías por ejemplo convertir una botella en una alcancía para tus hijos. Lo único que tienes que hacer es hacer una apertura horizontal en la tapa lo suficientemente grande como para que entren las monedas. Después pueden divertirse en familia pintando y decorando la botella de alguna forma original. Con esto, no solamente estarás enseñando a tus niños a reutilizar y a reciclar, sino también a ahorrar.

Hay muchas botellas con formas diferentes que ya sea en su forma original o con una mano de pintura, podría hacer un florero fantástico.

También puedes hacer un bonito regalo llenando una botella transparente con arenas de colores diferentes y poniendo un bonito moño de mecate alrededor de la tapa.

Hay muchas maneras en las que podemos utilizar las botellas de plástico en la casa o en el trabajo. Si las manualidades no son lo tuyo, simplemente úsalas para guardar líquidos. Recuerda que siempre que le cambies el contenido original a una botella, debes quitarle la etiqueta y ponerle otra que con letra notoria, clara y legible, indique su nuevo contenido. Si la rellenas con algún líquido que no sea para consumo humano, mantenla fuera del alcance de los niños. Esto es de suma importancia ya podría evitar accidentes grandes.

Cuidar el medio ambiente nos corresponde a todos y reciclando de botella en botella podemos hacer una gran diferencia para nuestro mundo.




Reciclar las botellas de plástico es fácil y hacerlo representa una gran diferencia ambiental. Las botellas de plástico se encuentran a todo nuestro alrededor: en nuestro refrigerador, en la regadera, o debajo del lavabo de la cocina, pero también en las calles, en las playas y en los basureros en forma de contaminación.

Si queremos ayudar un poco al medio ambiente podemos comenzar por juntarlas para llevarlas a un centro de reciclado. Cuando tengas una botella de plástico vacía enjuágala, apachúrrala y sepárala en una bolsa que sea únicamente para estos desperdicios. Cuando tengas una cantidad considerable, llévalas a algún centro de reciclaje de tu ciudad.

El plástico reciclado de estas botellas es utilizado para muchas cosas útiles. Se puede convertir en nuevas escobas, hilo para pescar, envases para productos de limpieza ¡y hasta en ropa!

Sin embargo, también existen muchas formas creativas en las que podemos reutilizar las botellas plásticas para aumentar su vida útil, antes de enviarlas a la recicladora.

Podrías por ejemplo convertir una botella en una alcancía para tus hijos. Lo único que tienes que hacer es hacer una apertura horizontal en la tapa lo suficientemente grande como para que entren las monedas. Después pueden divertirse en familia pintando y decorando la botella de alguna forma original. Con esto, no solamente estarás enseñando a tus niños a reutilizar y a reciclar, sino también a ahorrar.

Hay muchas botellas con formas diferentes que ya sea en su forma original o con una mano de pintura, podría hacer un florero fantástico.

También puedes hacer un bonito regalo llenando una botella transparente con arenas de colores diferentes y poniendo un bonito moño de mecate alrededor de la tapa.

Hay muchas maneras en las que podemos utilizar las botellas de plástico en la casa o en el trabajo. Si las manualidades no son lo tuyo, simplemente úsalas para guardar líquidos. Recuerda que siempre que le cambies el contenido original a una botella, debes quitarle la etiqueta y ponerle otra que con letra notoria, clara y legible, indique su nuevo contenido. Si la rellenas con algún líquido que no sea para consumo humano, mantenla fuera del alcance de los niños. Esto es de suma importancia ya podría evitar accidentes grandes.

Cuidar el medio ambiente nos corresponde a todos y reciclando de botella en botella podemos hacer una gran diferencia para nuestro mundo.

0 comentarios:

Beneficios de distinguir entre la basura orgánica y la inorgánica




Un mexicano promedio tira el equivalente a 300 veces su peso a lo largo de su vida, ¡es muchísma basura! Pero podemos hacer algo separando la basura en orgánica e inorgánica.

Es muy fácil distinguir entre la basura orgánica y la inorgánica. La orgánica es toda aquella que alguna vez tuvo vida como las naranjas de tu jugo que alguna vez estuvieron en un árbol. La inorgánica nunca ha tenido vida y por lo general es lo producido por el hombre. Además, si colocas una cáscara de naranja y una bolsa de plástico en un lugar del jardín donde la puedas ver por una semana, verás que la cáscara cambia y la bolsa no.

Hay muchos beneficios de separar estos dos tipos de basura. Al separar la basura orgánica puedes hacer compost, una mezcla de basura orgánica mezclada con hojas, tierra y agua que resulta en un fertilizante natural y poderoso que genera nutrientes para tu jardín y plantas. Al separar y reciclar la basura inorgánica ayudamos al medio ambiente. El vidrio, plástico y latas de aluminio son reusables y altamente reciclables. Llévalos a un centro de reciclaje y recuerda las 3 Rs: Reduce, Reúsa y Recicla.





Un mexicano promedio tira el equivalente a 300 veces su peso a lo largo de su vida, ¡es muchísma basura! Pero podemos hacer algo separando la basura en orgánica e inorgánica.

Es muy fácil distinguir entre la basura orgánica y la inorgánica. La orgánica es toda aquella que alguna vez tuvo vida como las naranjas de tu jugo que alguna vez estuvieron en un árbol. La inorgánica nunca ha tenido vida y por lo general es lo producido por el hombre. Además, si colocas una cáscara de naranja y una bolsa de plástico en un lugar del jardín donde la puedas ver por una semana, verás que la cáscara cambia y la bolsa no.

Hay muchos beneficios de separar estos dos tipos de basura. Al separar la basura orgánica puedes hacer compost, una mezcla de basura orgánica mezclada con hojas, tierra y agua que resulta en un fertilizante natural y poderoso que genera nutrientes para tu jardín y plantas. Al separar y reciclar la basura inorgánica ayudamos al medio ambiente. El vidrio, plástico y latas de aluminio son reusables y altamente reciclables. Llévalos a un centro de reciclaje y recuerda las 3 Rs: Reduce, Reúsa y Recicla.

0 comentarios: