Sencillos tips para ahorrar litros de agua al día




Cuidar el agua es muy importante y existen muchas formas en las que podemos hacerlo. Cada uno de nosotros juega un papel importante para asegurar que haya suficiente agua para todos, el día de hoy y en el futuro. Por eso debemos comenzar a cuidar el agua por nosotros mismos, durante nuestro aseo personal.

Mientras usas el lavabo, no dejes correr el agua, si quieres remover una manchita en él o un pedacito de pasta de dientes pegado, usa un cepillo, estropajo o tu mano, en lugar de esperar que sólo la fuerza del chorro haga el trabajo. Enjuaga y limpia la navaja de afeitar en un recipiente y mantén la llave cerrada mientras cepillas tus dientes, de esta manera podrías ahorrar hasta 8 litros de agua al día tú solo.

Si planeas instalar un escusado nuevo, adquiere uno que sea de bajo consumo. Actualmente existen muchos que emplean sólo 6 litros de agua por descarga. Con esto ahorrarás hasta 10 litros de agua cada vez que vas al baño, ya que los aparatos antiguos usaban alrededor de 16 litros de agua. Vigila periódicamente el estado de los herrajes, flotadores, válvula de admisión y la válvula de sellado de tu escusado para asegurar que no tengas fugas pequeñas, que veces pueden ser difíciles de detectar. Recuerda que el escusado no es un basurero, no lo utilices para desechar cigarros, algodón, u otros objetos. Mejor deposítalos en un bote para la basura.

Las duchas largas son muy ricas pero gastan mucha agua. Toma duchas más breves y cierra las llaves mientras te enjabonas o aplicas el champú. Si te gusta cantar mientras te bañas, elije una melodía corta. No te rasures ni cepilles los dientes en la regadera; para eso, no es necesario remojar todo tu cuerpo y puedes ahorrar muchos litros de agua si lo haces en el lavabo, con un recipiente de agua, en vez de dejar la llave abierta. Antes de abrir el agua de la regadera, coloca una tina o un recipiente para acumular el agua en lo que se calienta. Puedes utilizarla después para lavar tu ropa, trapear o regar las plantas de tu casa.

Finalmente, puedes instalar algunos de los dispositivos ahorradores de agua que existen en el mercado como reductores o economizadores de flujo para regaderas, llaves diseñadas para bajar el consumo, mezcladoras para cocina, herrajes para escusados y aditamentos para tuberías.

Puedes ir comprobando la disminución de tu consumo de agua comparando los recibos de pago conforme te vayan llegando. Haz el propósito de reducir tu próximo recibo de agua un poco más al mes siguiente. Así no sólo ayudarás al planeta sino también a tu bolsillo.

No hay pequeña acción cuando se trata de ahorrar agua, así que sigue estos sencillos tips y promueve el comportamiento ecológico con las personas que vives para ahorrar una gran cantidad de litros al día.
publicidad:




Cuidar el agua es muy importante y existen muchas formas en las que podemos hacerlo. Cada uno de nosotros juega un papel importante para asegurar que haya suficiente agua para todos, el día de hoy y en el futuro. Por eso debemos comenzar a cuidar el agua por nosotros mismos, durante nuestro aseo personal.

Mientras usas el lavabo, no dejes correr el agua, si quieres remover una manchita en él o un pedacito de pasta de dientes pegado, usa un cepillo, estropajo o tu mano, en lugar de esperar que sólo la fuerza del chorro haga el trabajo. Enjuaga y limpia la navaja de afeitar en un recipiente y mantén la llave cerrada mientras cepillas tus dientes, de esta manera podrías ahorrar hasta 8 litros de agua al día tú solo.

Si planeas instalar un escusado nuevo, adquiere uno que sea de bajo consumo. Actualmente existen muchos que emplean sólo 6 litros de agua por descarga. Con esto ahorrarás hasta 10 litros de agua cada vez que vas al baño, ya que los aparatos antiguos usaban alrededor de 16 litros de agua. Vigila periódicamente el estado de los herrajes, flotadores, válvula de admisión y la válvula de sellado de tu escusado para asegurar que no tengas fugas pequeñas, que veces pueden ser difíciles de detectar. Recuerda que el escusado no es un basurero, no lo utilices para desechar cigarros, algodón, u otros objetos. Mejor deposítalos en un bote para la basura.

Las duchas largas son muy ricas pero gastan mucha agua. Toma duchas más breves y cierra las llaves mientras te enjabonas o aplicas el champú. Si te gusta cantar mientras te bañas, elije una melodía corta. No te rasures ni cepilles los dientes en la regadera; para eso, no es necesario remojar todo tu cuerpo y puedes ahorrar muchos litros de agua si lo haces en el lavabo, con un recipiente de agua, en vez de dejar la llave abierta. Antes de abrir el agua de la regadera, coloca una tina o un recipiente para acumular el agua en lo que se calienta. Puedes utilizarla después para lavar tu ropa, trapear o regar las plantas de tu casa.

Finalmente, puedes instalar algunos de los dispositivos ahorradores de agua que existen en el mercado como reductores o economizadores de flujo para regaderas, llaves diseñadas para bajar el consumo, mezcladoras para cocina, herrajes para escusados y aditamentos para tuberías.

Puedes ir comprobando la disminución de tu consumo de agua comparando los recibos de pago conforme te vayan llegando. Haz el propósito de reducir tu próximo recibo de agua un poco más al mes siguiente. Así no sólo ayudarás al planeta sino también a tu bolsillo.

No hay pequeña acción cuando se trata de ahorrar agua, así que sigue estos sencillos tips y promueve el comportamiento ecológico con las personas que vives para ahorrar una gran cantidad de litros al día.

0 comentarios:





JUEGA CON EL PERRO MASCOTA, HAZ CLIC EN LOS ICONOS DE LA IMAGEN!