Formas creativas de reutilizar tus botellas plásticas




Reciclar las botellas de plástico es fácil y hacerlo representa una gran diferencia ambiental. Las botellas de plástico se encuentran a todo nuestro alrededor: en nuestro refrigerador, en la regadera, o debajo del lavabo de la cocina, pero también en las calles, en las playas y en los basureros en forma de contaminación.

Si queremos ayudar un poco al medio ambiente podemos comenzar por juntarlas para llevarlas a un centro de reciclado. Cuando tengas una botella de plástico vacía enjuágala, apachúrrala y sepárala en una bolsa que sea únicamente para estos desperdicios. Cuando tengas una cantidad considerable, llévalas a algún centro de reciclaje de tu ciudad.

El plástico reciclado de estas botellas es utilizado para muchas cosas útiles. Se puede convertir en nuevas escobas, hilo para pescar, envases para productos de limpieza ¡y hasta en ropa!

Sin embargo, también existen muchas formas creativas en las que podemos reutilizar las botellas plásticas para aumentar su vida útil, antes de enviarlas a la recicladora.

Podrías por ejemplo convertir una botella en una alcancía para tus hijos. Lo único que tienes que hacer es hacer una apertura horizontal en la tapa lo suficientemente grande como para que entren las monedas. Después pueden divertirse en familia pintando y decorando la botella de alguna forma original. Con esto, no solamente estarás enseñando a tus niños a reutilizar y a reciclar, sino también a ahorrar.

Hay muchas botellas con formas diferentes que ya sea en su forma original o con una mano de pintura, podría hacer un florero fantástico.

También puedes hacer un bonito regalo llenando una botella transparente con arenas de colores diferentes y poniendo un bonito moño de mecate alrededor de la tapa.

Hay muchas maneras en las que podemos utilizar las botellas de plástico en la casa o en el trabajo. Si las manualidades no son lo tuyo, simplemente úsalas para guardar líquidos. Recuerda que siempre que le cambies el contenido original a una botella, debes quitarle la etiqueta y ponerle otra que con letra notoria, clara y legible, indique su nuevo contenido. Si la rellenas con algún líquido que no sea para consumo humano, mantenla fuera del alcance de los niños. Esto es de suma importancia ya podría evitar accidentes grandes.

Cuidar el medio ambiente nos corresponde a todos y reciclando de botella en botella podemos hacer una gran diferencia para nuestro mundo.
publicidad:




Reciclar las botellas de plástico es fácil y hacerlo representa una gran diferencia ambiental. Las botellas de plástico se encuentran a todo nuestro alrededor: en nuestro refrigerador, en la regadera, o debajo del lavabo de la cocina, pero también en las calles, en las playas y en los basureros en forma de contaminación.

Si queremos ayudar un poco al medio ambiente podemos comenzar por juntarlas para llevarlas a un centro de reciclado. Cuando tengas una botella de plástico vacía enjuágala, apachúrrala y sepárala en una bolsa que sea únicamente para estos desperdicios. Cuando tengas una cantidad considerable, llévalas a algún centro de reciclaje de tu ciudad.

El plástico reciclado de estas botellas es utilizado para muchas cosas útiles. Se puede convertir en nuevas escobas, hilo para pescar, envases para productos de limpieza ¡y hasta en ropa!

Sin embargo, también existen muchas formas creativas en las que podemos reutilizar las botellas plásticas para aumentar su vida útil, antes de enviarlas a la recicladora.

Podrías por ejemplo convertir una botella en una alcancía para tus hijos. Lo único que tienes que hacer es hacer una apertura horizontal en la tapa lo suficientemente grande como para que entren las monedas. Después pueden divertirse en familia pintando y decorando la botella de alguna forma original. Con esto, no solamente estarás enseñando a tus niños a reutilizar y a reciclar, sino también a ahorrar.

Hay muchas botellas con formas diferentes que ya sea en su forma original o con una mano de pintura, podría hacer un florero fantástico.

También puedes hacer un bonito regalo llenando una botella transparente con arenas de colores diferentes y poniendo un bonito moño de mecate alrededor de la tapa.

Hay muchas maneras en las que podemos utilizar las botellas de plástico en la casa o en el trabajo. Si las manualidades no son lo tuyo, simplemente úsalas para guardar líquidos. Recuerda que siempre que le cambies el contenido original a una botella, debes quitarle la etiqueta y ponerle otra que con letra notoria, clara y legible, indique su nuevo contenido. Si la rellenas con algún líquido que no sea para consumo humano, mantenla fuera del alcance de los niños. Esto es de suma importancia ya podría evitar accidentes grandes.

Cuidar el medio ambiente nos corresponde a todos y reciclando de botella en botella podemos hacer una gran diferencia para nuestro mundo.

0 comentarios:





JUEGA CON EL PERRO MASCOTA, HAZ CLIC EN LOS ICONOS DE LA IMAGEN!